Desagüe Espora: «La empresa y la gestión municipal fracasaron»

La “obra hídrica más esperada”, con un presupuesto oficial de más de 250 millones de pesos, debería haberse inaugurado en febrero pero -según el concejal Leandro González- el Gobierno municipal no tuvo la capacidad de dar respuestas a las más de 90 mil vecinas y vecinos que sufren las consecuencias de una obra inconclusa.

“Tenemos dudas de que la empresa Automat SA pueda terminar la obra. Se debería licitar nuevamente, garantizando la continuidad de todos y cada uno de los trabajadores que la comenzaron”, expresó el concejal Leandro González.

En el mismo sentido, el edil frentista se pronunció con respecto a la situación laboral de los trabajadores, recordando que “durante 2018, agravado entre julio y agosto, comprobamos una fuerte reducción en la cantidad de trabajadores asignados a la obra por parte de la empresa adjudicataria y, consecuentemente, una paralización notoria de las tareas”.

El despido y la desvinculación de unos 60 empleados motivó que, en septiembre pasado, González presentara un Proyecto de Decreto para que el intendente asista al Concejo Municipal y brinde información detallada sobre el estado de una de las obras públicas más importantes para Santa Fe.

“Ante un claro gesto de voluntad para tenderle una mano y buscar una salida en conjunto, el intendente decidió minimizar los conflictos y no sólo mostró nula voluntad por dialogar con los concejales de los distintos bloques sino que, además, no tuvo la capacidad de dar respuestas a los problemas ocasionados a vecinos y comerciantes de las zonas afectadas”, manifestó el concejal radical.

En tres oportunidades previas, el Ministerio de Trabajo de la provincia había convocado al gobierno municipal a una mesa para lograr una conciliación y resolver la situación laboral de los trabajadores afectados, pero el gobierno local tampoco mostró voluntad de diálogo en ese momento.

Al respecto, González planteó la necesidad de que el intendente realice las gestiones pertinentes para que los operarios que iniciaron los trabajos y fueron despedidos por la empresa adjudicataria, sean considerados y reincorporados a sus puestos laborales por parte de la eventual firma constructora que finalice el Desagüe Espora.

Pero el escenario de conflicto no sólo preocupa por la falta de certezas sobre la realidad de los empleados sino que también por el agravante que representa la ausencia de controles que el Municipio debió aplicar para garantizar los plazos de ejecución de las obras.

“Con ese cuadro de situación, entendemos que existen motivos suficientes para dar por terminado el vínculo contractual con Automat SA y creemos necesario volver a licitar las obras para llevar tranquilidad a las más de 90 mil vecinas y vecinos de los 9 barrios que hoy sufren perjuicios diarios. El objetivo debe ser terminar rápidamente la obra”.

“El Desagüe Espora ya es un fracaso porque la demora inusitada viene causando perjuicios y gastos en la vida cotidiana de los vecinos y comerciantes del entorno, en un contexto nacional de profunda recesión económica e inflación creciente. Si las obras no se vuelven a licitar para retomar el ritmo de trabajo y finalizarlas, podría convertirse en el símbolo de la desidia del gobierno de Cambiemos en la ciudad”, finalizó González.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *