Cannabis Medicinal: un debate de salud pública

El Hall de la Legislatura fue el escenario donde una multitud se congregó esta semana para debatir sobre la necesidad de garantizar el derecho a la salud y una mejor calidad de vida para todos los que sufren patologías como epilepsia refractaria, fibromialgia, cáncer y autismo, especialmente en el caso de los niños, niñas y adolescentes.

Luego de la apertura, el diputado provincial Jorge Henn presentó a los integrantes del panel que fue compuesto por la Ministra de Salud, Dra. Andrea Uboldi, la presidenta de MACAME, Laura Acosta y el especialista en medicina del dolor, Dr. Rodrigo Ortiz.

En su alocución el diputado, autor del proyecto, fue muy claro al explicar que “las madres no vinieron acá a pedir permiso sino a contarnos que están autocultivando y que el resultado del uso del aceite es bueno para sus hijos y para diversas patologías”.

“Celebro -continuó el exvicegobernador- que se den estas discusiones en este espacio simbólico porque es donde deben darse. No podemos mirar para otro lado cuando existen evidencias de que un tratamiento a base de aceite de cannabis mejora la calidad de vida a muchos niños y familias. Hay evidencia de que reducen convulsiones de 200 a 5 por día. Necesitamos que la sociedad civil se comprometa y sepa que estamos hablando del derecho a una buena salud”.

Por su parte, la presidenta de Macame, Laura Acosta argumentó que “la medicina cannábica ha demostrado cambios positivos. Las patologías que sufren nuestros hijos como la epilepsia refractaria, tiene síntomas que recién con el cannabis pudimos mitigar. Esto no viene a reemplazar el tratamiento del protocolo tradicional. Simplemente entendimos que el dolor no podía espera y teníamos que hacer algo”.

“El eje de nuestra lucha es evitar que dejen de perseguirnos como usuarios y usuarias de la planta de cannabis. Nosotras damos tratamiento hace mucho tiempo a nuestros chicos y vemos que da resultado. Queremos que respeten esta lucha por mitigar el dolor que les toca sufrir a nuestros hijos en esta vida” finalizó Acosta.

Asimismo la ministra de Salud, Dra. Andrea Uboldi, expresó tener sensaciones ambiguas con este tema: “Siento que hicimos un esfuerzo increíble para conseguir más avances y en muchos espacios no lo pudimos lograr. Nuestro rol desde el Estado, como Ministerio, es el de sistematizar la información y generar evidencia. Deberíamos haber podido ingresar las flores donadas por Uruguay y nunca las pudimos importar. Lo mismo pasó con las semillas porque ya teníamos el predio facilitado por el INTA y sin embargo no pudimos cultivar”.

A su turno, el especialista en dolor, el Dr. Rodrigo Ortiz dijo: “El uso de la medicina cannábica no es de ahora, se utiliza desde hace muchos años atrás. Actualmente se está avanzando considerablemente, de hecho hay aceptación de gran cantidad de profesionales de la salud, pero no podemos negar que el vacío legal es contraproducente. Existen países a nivel internacional que ya lo han implementado y lo han legalizado. Por suerte, la provincia de Santa Fe está muy adelantada en cuanto a la medicina cannábica”.

Para concluir, Henn sostuvo que «es cierto que hay algo de frustración pero también hay algo de esperanza. Queremos decirles a las madres que no están solas. Ellas están a la cabeza de esta lucha, son las que lideran este proceso aunque se encuentran con una justicia muy conservadora, entre otras cosas”.

Cabe recordar que el diputado Henn junto al Dr. Domingo Rondina y la Asociación Macame Santa Fe presentaron un amparo para asegurarse de que no sean “perseguidas legalmente” por cultivar y elaborar su propio aceite, el cual fue rechazado por la Justicia Federal.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *