“De abajo hacia arriba, pensando en los demás y en lo que podamos aportar desde la humildad del trabajo en conjunto”

Así definió su forma de trabajar en esta campaña electoral Josefina Viano, precandidata a ocupar una banca en el concejo de Santo Tomé. Repasó su trayectoria, las urgencias de la ciudad, las demandas que llegan al espacio que integra. La situación del transporte y la apatía o el descontento que hay en la ciudadanía, tras el paso de la pandemia y las respuestas de la política.

En la boleta única santotomesina del próximo domingo aparecerá en la grilla de precandidaturas la cara de Josefina Viano.

Tiene 28 años, vivió parte de su niñez en Sarmiento (departamento Las Colonias, apenas a 100 km de la capital santafesina) y luego fue adoptada por Santo Tomé.

Encabeza la lista Hacemos Santo Tomé de precandidatos y precandidatas a las bancas del Concejo Municipal. Es estudiante avanzada de Ciencias Políticas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la UNL, y milita y está vinculada al trabajo social desde la adolescencia.

“El trabajo social está vinculado con la solidaridad, siempre se encuentra algo para hacer y ayudar a los vecinos y vecinas, es un ejercicio que vengo haciendo hace mucho tiempo”, le dijo a Legislarweb.

“En Santo Tomé, desde 2015 formamos un espacio con compañeros y compañeras, con los años fuimos creciendo y trabajando en diferentes barrios de la ciudad, es nuestra manera de hacer política, de abajo hacia arriba, pensando en los demás y en lo que podamos aportar desde la humildad del trabajo en conjunto”, agregó Viano.

“Estoy muy contenta por el apoyo del gobernador Omar Perotti, de los senadores Marcelo Lewandowski y Marcos Castelló, del ministro Juan Manuel Pusineri, que nos acompañan, ellos decidieron apoyar candidaturas jóvenes, de mujeres, como es mi caso”, reveló la precandidata del Frente de Todos.

“Lo nuestro es escuchar a vecinos y vecinas, estar atentos a las demandas, cuando nos acercamos al territorio siempre aparecen, las vienen planteando hace un montón”, sostuvo.

La seguridad, la pavimentación y la iluminación son pedidos que están al tope de los reclamos santotomesinos. “Un barrio que no tiene iluminación en sus calles complica la seguridad de quien lo habita, son problemas que están concatenados, nos preocupa muchísimo la inseguridad, el estado de las calles, muchas veces nos acercamos a un barrio y nos señalan, pozos que llevan años, focos que faltan hace meses, nos parece increíble porque son problemas que se podrían resolver rápidamente, pero no hay voluntad política de hacerlo, estamos levantando esas demandas de los vecinos y vecinas”, reflexionó Viano.

“Nos encontramos con muchos santotomesinos y santotomesinas que son gente de trabajo y solidaridad, y se ponen a disposición del barrio, eso nos da mucha energía porque era algo que no esperábamos, les damos lugar, los invitamos a participar, hemos hecho un grupo humano muy amplio, muy diverso, y eso da lugar a las nuevas ideas, a las estrategias colectivas”, recordó.

En cuanto al modo en el que percibe al electorado, afirmó que “hay apatía, desconfianza y enojo de parte de los vecinos y vecinas, y en muchos casos o la mayoría, tiene razón”.

Transporte

Sobre el servicio de colectivos enfatizó: “nos hace renegar muchísimo, para tomarse uno hay que disponer de bastante tiempo, caminar varias cuadras, hay puntos de la ciudad que no están conectados. Para los y las jóvenes es muy difícil trasladarse a Santa Fe los fines de semana a la noche, porque el servicio sólo es hasta la medianoche y después hay que esperar hasta las 5 o 6 de la mañana”.

Agregó que “hubo un buen recibimiento del boleto educativo gratuito de parte de los jóvenes y el personal de las escuelas, hay satisfacción con esa medida porque implica un alivio económico, lo mismo que Billetera Santa Fe, se trata de programas familiares que vienen a ayudar a la economía”.

También aseguró que “Santoto debe ser puesta en valor, en términos de la región, y con lo que implica el crecimiento interno de la ciudad, que pueda ser la que soñamos, productiva, pujante, proyectada también a largo plazo, es necesario pensar a Santo Tomé no sólo para 2023 ni 2025, sino a 10 o 15 años”.

Por último, solicitó “que la gente se sume a participar, que se sumen a nuestro espacio que van a encontrar un lugar para poder llevar adelante sus ideas, trabajar en conjunto por el barrio que están habitando y la ciudad que queremos”.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *