Foto: Twitter de @LeacGonzalez

Tras el anuncio de aumento del boleto, se avecina un debate intenso sobre el transporte

Todos los sectores políticos se manifestaron sobre el incremento que sufrirá la tarifa plana de un viaje en colectivo en la ciudad. Desde el pedido de emergencia, hasta el rechazo por el impacto que provoca en el bolsillo de usuarios y usuarias, pasando por el pedido de discusión en el concejo, todas las posturas.

El aumento de la tarifa plana del boleto de colectivos en la ciudad de Santa Fe suscitó debates políticos no sólo en cuanto a los números que deben pagar las y los usuarios, sino también en cuanto a las circunstancias por las que atraviesa este subsistema de transporte.

La municipalidad anunció oficialmente que el próximo 8 de febrero comenzará a regir un incremento que llevará el precio del boleto a $42,35.

Asimismo, la tarifa centro costará $ 33; el boleto escolar, $ 18,80; la tarifa para jubilados $ 23,50; y el boleto terciario-universitario $ 28,20.

El debate

El primero en manifestarse fue el concejal de la UCR de Juntos por el Cambio, Carlos Suárez con una de las propuestas más drásticas: imponer la emergencia en el sistema de transporte público por colectivos.

La situación propuesta se extendería por 180 días y en ese lapso se deberá convocar a todos los actores involucrados en el tema, para abordar los aspectos económicos, estructurales y normativos del sistema. “El sistema de transporte público en Santa Fe agoniza, por lo que es el momento de tomar medidas de fondo”, afirmó el concejal Carlos Suárez.

Posteriormente llegó la postura de los otros radicales de Juntos por el Cambio, Carlos Pereira e Inés Larriera, quienes en conferencia de prensa explicaron que el aumento anunciado por el ejecutivo municipal “es desmedido”.

“Estamos sorprendidos por el aumento desmesurado de la tarifa del transporte público. Este importe le va a generar más crisis al sistema porque la gente se va a bajar de los colectivos. Este 46% de aumento duplica las paritarias de los empleados municipales”, dijo Pereira.

Por su parte, la edil Inés Larriera opinó que “la gente no da más. Acá se debieron haber gestionado más subsidios”.

Por su parte, Juan José Saleme y Jorgelina Mudallel (Bloque PJ) también rechazaron el aumento en la tarifa del transporte “que impacta directamente en el bolsillo de los santafesinos”. Los ediles solicitaron por nota al intendente Emilio Jatón que ante posibles cambios de recorrido participen en la discusión las entidades vecinales como ocurrió en otras ciudades del país.

Los concejales Saleme y Mudallel rechazaron por “desmedido” el aumento que convalidó el municipio con las empresas de colectivos. “Los aumentos en el boleto siempre han devenido de medidas unilaterales, sin discusión ni participación de los usuarios, de las vecinales o ni siquiera del Concejo Municipal”, señalaron.

Por su parte, Guillermo Jeréz de Barrio 88 indicó a través de un hilo en la red social Twitter que “el aumento del boleto de colectivos dispuesto por el intendente, llega en un mal momento. Lo que vemos es que esperó el receso de verano, para no discutir en el Concejo. El problema del servicio de transporte público de pasajeros (al igual que el servicio de recolección de residuos) están atados con alambres. Lo que vemos es que hasta el momento no le encuentran la vuelta”.



Desde el oficialismo, Laura Mondino también a través de Twitter escribió que: “el tema del #transportepúblico es un problema estructural que emerge cada vez que hay aumento de tarifas y luego vuelve a su círculo vicioso”. Agregó que “la oposición, que hoy sólo critica, nunca planteó seriamente el tema ni se preocupó por resolverlo durante sus gobiernos. Y más allá de una decisión coyuntural, en el medio de una crisis, desde el municipio se trabaja en un pacto de movilidad con organizaciones y vecinxs”.

Por su parte, Leandro González (UCR Frente Progresista) dijo que “la anterior gestión de gobierno municipal aumentó 377% entre abril de 2016 y diciembre de 2019, cuando la inflación fue de 166%. En tiempos de pandemia, se profundizan los inconvenientes en el sistema por la caída en el corte de boletos. Se han planteado posibles soluciones desde la oposición, como declarar la emergencia en el sistema, que habrá que estudiar en profundidad. En tiempos difíciles para los estados, deslegitimarlos desde espacios que tuvieron responsabilidad importantes en gestión, es un golpe bajo”.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *