Sal dietética en todos los restaurantes

El Concejo sancionó una ordenanza que dispone que los restaurantes de la ciudad deberán tener a disposición de los consumidores que lo requieran, sal dietética con bajo contenido en sodio. En Argentina, se consume más del doble de la sal recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Se entiende por sal dietética con bajo contenido en sodio, a las mezclas salinas que su sabor sin aditivos aromatizantes sean semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio), y que no contienen una cantidad superior a ciento veinte miligramos de sodio por cien gramos de producto”, reza el texto aprobado.

“Los envases de sal que serán puestos a disposición de los consumidores deben ser divisibles. Cada una de las unidades consideradas por separado debe tener la capacidad de contener no más de medio gramo de sal”, señala el texto modificatorio de la Ordenanza 11817.

Leer más: «La sal no sala y el azúcar no endulza»

“A nivel mundial se verifica un incremento de muertes causada por enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo, en particular, la hipertensión” explicó el autor de la normativa, Carlos Pereira.

“Una de las causas de la presión arterial elevada es la alimentación no saludable, entre lo que se incluyen los alimentos con alto contenido de sodio o sal. Estudios indican que el 45,2% de la población le agrega sal a las comidas luego de su cocción, y que los argentinos consumen diariamente entre 10 y 12 gramos, lo que representa más del doble de lo aconsejado por la Organización Mundial de la Salud”, dijo el edil.

De ahora en más será obligación de los establecimientos gastronómicos incorporar en las cartas de los menús la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”, la cual debe estar en un lugar suficientemente visible y en letra clara”.

Uso discrecional

Actualmente la Ordenanza 11817 prohíbe el ofrecimiento por parte de los establecimientos comerciales destinados al rubro gastronomía de la ciudad de Santa Fe, a sus clientes, de sal en saleros, sobres y/o cualquier otro adminículo que permita el uso discrecional de sal por parte del consumidor, excepto que expresamente el comensal lo requiera.

La norma tiene como objetivo el consumo responsable de sal por parte de los clientes de restaurantes, confiterías, bares, pizzerías, venta de comidas rápidas y afines.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *