El gobierno no logró expulsar a De Vido del Congreso

Tras una extensa sesión, finalmente el oficialismo no logró obtener los votos necesarios en la Cámara de Diputados para remover del cuerpo al ex ministro kirchnerista Julio De Vido, quien continuará en su banca.

El dictamen que proponía la expulsión del legislador del FPV obtuvo 138 favorables y 95 rechazos.

Pese a contar con numerosos votos positivos, Cambiemos no logró llegar a la mayoría especial necesaria (dos tercios de los votos) para expulsarlo del cuerpo.

Hubo alto voltaje político en los discursos de oficialismo y oposición. Los representantes de Cambiemos y partidos aliados -a sabiendas de una inminente derrota- basaron su argumentación en demostrar quiénes estaban a favor de la corrupción por respaldar al diputado kirchnerista. En cambio, la oposición -con el FPV a la cabeza- puso énfasis en el carácter «inconstitucional» que le asignó al dictamen.

En el inicio de la sesión, el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, aseguró que De Vido debía ser expulsado de la Cámara de Diputados porque «es indigno» y por ser «el responsable de grandes desaguisados cometidos cuando estuvo a cargo del Ministerio de Planificación Federal, que causó enorme perjuicio al Estado y a los argentinos».

«Buscan destruirme en lo personal, no lo van a lograr», respondió De Vido en el recinto. En este marco, denunció que se «armaron acciones en la Justicia en su contra», al tiempo que denunció un «plan sistemático» del Gobierno para removerlo.

 

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *