“Prohibición de las carreras de perros. Una ley conseguida gracias al trabajo colectivo”

Por Alicia Gutiérrez, diputada provincial (SI-FPCS).

 

Fue un largo y auspicioso proceso de construcción colectiva, que articuló a asociaciones proteccionistas, militantes ecologistas, representantes políticos y público en general, el que nos permitió lograr a fines de 2014 la sanción definitiva de la Ley que prohíbe la realización de carreras de canes en todo el territorio santafesino.

En el tránsito hacia su aprobación, se juntaron más de 35 mil firmas de apoyo, se realizaron numerosas acciones de concientización en la vía pública, se hicieron gestiones con los legisladores y un acompañamiento activo durante el último tramo del debate en la Cámara de Senadores.

Y si bien habíamos presentado el proyecto en Diputados en dos oportunidades anteriores, en 2010 y 2012, nunca habíamos conseguido que se tratara en el recinto, por lo cual había perdido estado parlamentario.

Pero gracias a esta movida impulsada por las organizaciones, que tuvo su lugar destacado de expresión en las redes sociales y espacios digitales de comunicación a través de una notable interacción y participación pública de los usuarios, fue aprobada esta medida que prevé multas de hasta 6.500 pesos y arrestos de un mes para aquellos que promuevan, organicen o participen en estas actividades.

La prohibición de las carreras de canes es un reclamo histórico de las organizaciones proteccionistas de todo el país que fueron siguiendo con mucha atención las diferentes instancias por las que fue atravesando el proyecto y colaborando para conseguir este resultado.

Con esta normativa la provincia se pone a la vanguardia a nivel nacional en cuanto a la legislación que protege los derechos de los animales del trato cruel y la explotación ya que Buenos Aires sólo prohíbe las competencias clandestinas.

Sabemos que esto, sin embargo, no es el final del camino para lograr la erradicación definitiva de las canódromos en el territorio y de las técnicas ilegales implementadas con el fin mejorar el rendimiento de los galgos: la utilización de drogas, collares de ahorque, la estimulación eléctrica y el castigo con látigos, entre otras.

Además de la reglamentación de la Ley, es indispensable bregar para que se controle su cumplimiento efectivo, sobre todo en aquellos lugares de la provincia donde se encuentra muy arraigada esta lamentable práctica y muchos se benefician con el negocio de apuestas que se monta en su rededor.

 

A raíz de la exposición que tuvo el tema en las redes y en los medios de comunicación, son numerosas las demandas que se nos plantean día a día. Tenemos varios proyectos presentados en este sentido, como la prohibición de los cotos de caza y el turismo cinegético, que buscan defender el patrimonio y la biodiversidad natural del territorio de la explotación y depredación cometida por el hombre.

Cumplido este primer objetivo, continúa nuestro compromiso de seguir trabajando en el 2015 con las asociaciones proteccionistas y militantes con el fin de cumplir con los derechos de los animales y garantizar la protección de la vida natural.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *