Mascotas y pirotecnia: un miedo que puede matar

La necesidad de qué se cumpla la ordenanza local y mientras tanto cómo cuidar a nuestras mascotas en estas fiestas. Por qué es necesario un tratamiento a la fobia, qué remedios caseros podemos a utilizar y el peligro de las famosas gotitas para los nervios.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

La necesidad de que se cumpla la ordenanza local y mientras tanto cómo cuidar a nuestras mascotas en estas fiestas. Por qué es necesario un tratamiento a la fobia, qué remedios caseros podemos a utilizar y el peligro de las famosas gotitas para los nervios.

Rige en Santa Fe desde 2017 la ordenanza 21.429 que declara a la ciudad libre de pirotecnia. Es decir, en la normativa votada por unanimidad en el Concejo local establece en todo el ámbito del ejido municipal la tenencia, fabricación, manipulación, circulación, transporte, comercialización, depósito y expendio al público mayorista o minorista y uso particular, de todo elemento de pirotecnia o cohetería.

Sin embargo, esta ordenanza no siempre se cumple. Las detonaciones de la pirotecnia sigue dando marco sonoro a las fiestas santafesinas y lo importante, para quienes tienen mascotas es saber qué hacer para que a fin de año, la fiesta sea de todos y para todos.

Legislarweb, conversó al respecto con la doctora Alicia Lavernia, médica veterinaria especialista en comportamiento animal. La profesional indica que si bien existen tratamientos para la fobia a las detonaciones, el mismo no puede llevarse a cabo el 24 de diciembre, máxime si el animal tiene una fobia congénita, difícil de tratar.

Síntomas y recaudos

Sin embargo  hay recaudos que se pueden tomar dado que el animal entra en un shock de pánico y tiende la deambulación, la huida, el animal huye tratando djie que ese ruido desaparezca. “En esta huida se producen lesiones autoinflingidas  porque destruyen todas las barreras fisiscas existentes: puertas, ventanas. Se tiran de balcones, de terrazas, tienden a esconderse, a temblar, buscan refugio en el dueño y entre los  síntomas fisiológicos tenemos la sialorrea (salivación intensa), taquicardia, taquipnea”, explica Lavernia.

Por ejemplo la muerte de la perrita de Esquel “se produce porque el miedo intenso genera una taquicardia intensa que lleva al paro cardíaco y muerte posterior. Si buen se dice que los ataques de pánico no producen la muerte en humanos, en perros si. Estos animales realmente entran en pánico, en shock emocional”, agregó.

En este sentido, indicó que lo mejor que se puede hacer es en cuanto al ambiente, “si tenemos vidrios, cubrirlos, que sea seguro. Si no tenemos persianas o cortinas, cubrirlos con papel. Asegurar todas las puertas y ventanas con llave. Recordemos que el animal entra en ese shock emocional y destruye, abre puertas, rompe puertas”.

Y fundamentalmente “colocar chip o medalla de identificación por cualquier escape del animal”

Método Tellington

La profesional aconseja un tratamiento “emocional”, durante la noche de las fiestas. “En que consiste el método Telliignton:  es una tela que se pasa por el cuello, luego por el torax y se ata a nivel del abdomen.  Busca que el animal sienta contención. La técnica del abrazo tiene como finalizad contener. Antes estaba prohibido abrazar a un animal con miedo. Con esto se busca transmitir nuestra relajación a nuestras mascotas”.

¿Y las famosas gotitas para los nervios? “En cuanto a los psicofármacos que se utilizan son específicos y solamente los puede recetar un profesional veterinario. Le pido a la gente que no recurran  a las gotas cuya droga es la acepromacina porque lo único que logramos es inmovilizarlo, agudizando todos sus sentidos y el perro la pasa peor. Es como si fuéramos fóbicos al avión y nos suben atados a un asiento”.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *