Maltrato animal: ¿qué dicen las leyes argentina y uruguaya?

Tras el claro acto de crueldad de un empresario argentino al arrojar un cerdo desde un helicóptero a una piscina se desató el rechazo de la sociedad. ¿Qué es la crueldad animal? ¿Cuál es la pena? ¿Dónde y cómo denunciar?

La viralización acerca todo tipo de hechos a las personas mediante los dispositivos electrónicos conectados a internet o las diferentes plataformas de comunicación. De este modo, se transforman cuestiones privadas en públicas y a veces de este modo se conocen delitos o faltas graves.

Este fue el modo por el cual se conoció el lamentable episodio en el que se vio envuelto el empresario Federico Álvarez Castillo quien arrojó un cerdo desde un helicóptero a una piscina en la residencia donde está alojado en Punta del Este, Uruguay.

La masividad que adquirió el video del animal cayendo de una gran altura directamente al espejo de agua de la pileta desató la indignación principalmente del colectivo proteccionista y el repudio de la sociedad en general.

Ahora bien, mientras continúan las investigaciones sobre el grave hecho es necesario decir que en materia legislativa, la gran mayoría de los países del mundo cuentan con una ley que enmarca y conceptualiza el maltrato animal.

Argentina y Uruguay tienen normas muy parecidas en este sentido. En nuestro país la norma lleva el número 14.346 y en el vecino 18.471

En Argentina, el maltrato animal es un delito que tiene pena de prisión.

La norma nacional estipula que se maltrata a un animal cuando, por ejemplo: no se lo alimenta en la cantidad y calidad adecuada, se lo hace trabajar durante muchas horas sin darle descanso, no está en estado para trabajar y se lo obliga a hacerlo, se lo golpea con instrumentos que les causan dolor, como un látigo, se los obliga a tirar de carros que sobrepasan sus fuerzas, se los estimula con drogas sin fines terapéuticos.

En Uruguay, la ley define como maltrato “toda acción injustificada que genere daño o estrés excesivo en un animal, y como lesión la que le provoque daño a su integridad física”.

En ambas leyes también hay excepciones parecidas: no se consideran lesiones o maltratos las manipulaciones, tratamientos o intervenciones quirúrgicas que se realicen para mejorar la calidad de vida del animal o para el control de la población de la especie, realizados bajo supervisión de médico veterinario o por orden de la autoridad competente, ni las que se realicen en prácticas de manejo del rodeo con fines productivos.

En la ley argentina se definen una serie de actos contra los animales que son considerados crueles, por ejemplo: mutilarlos, operarlos sin anestesia, abandonarlos después de ser utilizados en experimentos, lastimarlos o arrollarlos intencionalmente, torturarlos o causarles sufrimientos innecesarios, matarlos sólo por perversidad.

La norma expresa claramente que los animales pueden trabajar siempre que lo hagan en condiciones adecuadas a su estado y fuerza física.

En Argentina están prohibidas las corridas de toro y las riñas de gallos, mientras que las carreras de galgos están prohibidas en Buenos Aires en forma clandestina, mientras que están habilitadas las que se desarrollen en canódromos habilitados por ley.

En caso de tomar conocimiento de un caso de maltrato o crueldad contra un animal se debe llamar al 911. También se puede hacer la denuncia ante: la comisaría más cercana al lugar del hecho, en la fiscalía o UFI (Unidad Funcional de Instrucción), en el Juzgado de instrucción, tienen la obligación de tomarte la denuncia y darte una copia, no alcanza con denunciar ante las organizaciones de protección animal.

El maltrato animal es un delito y quien lo comete puede ser sancionado con prisión de 15 días a 1 año.

Volviendo al repudiable acto de Álvarez Castillo, también hay una parte que la investigación está desarrollando y tiene que ver con el piloto del helicóptero del cual fue arrojado el cerdo. En este punto también hay violaciones a las normas aeronáuticas.

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *