La Constitución Provincial cumple 50 años

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
El 14 de abril de 1962 fue la fecha en la que se juró la nueva Carta Magna santafesina, de la cual este año se cumple medio siglo de vigencia, con un pasado que rescata el trabajo de los estadistas en momentos convulsionados para la vida democrática, pero que también plantea grandes desafíos de cara al futuro, en cuanto a la necesidad de adecuarla a los tiempos que corren y ponerla en sintonía con la Constitución Nacional, cuya última reforma data de 1994.
En su cuenta de Twitter, el diputado provincial socialista Raúl Lamberto recordó que “La Convención reformadora de la Constitución de 1962 sesionó en medio del golpe que, a nivel nacional, derrocó a Arturo Frondizi, con dudas de quedar sin quórum y fracasar”.
“Esta última reforma constitucional fue impulsada por el entonces gobernador Carlos Sylvestre Begnis, quien en el mensaje inaugural de su gobierno dirigido a la Legislatura el 1º de mayo de 1958, expuso los motivos de dicho acto: principalmente brindar certeza jurídica respecto a la vigencia y legitimidad de la Constitución, debido a que por las vicisitudes políticas de la época se habían dejado sin efecto las trascendentales modificaciones de 1921 y de 1949”, aporta por su parte el diputado kirchnerista Luis Rubeo.
“La Constitución de 1962 se erigió sobre la base de los aportes brindados por las instituciones, su realidad social, como así también por las doctrinas constitucionales más modernas de la época, condensadas todas en las distintas constituciones provinciales vigentes, constituyendo ello un emblema de convivencia democrática”, explicaba el año pasado Hugo Marcucci, hoy senador provincial de la UCR.
Para Rubeo, en aquel momento “era imperioso sancionar un texto constitucional rodeado de todas las garantías propias de un Estado de Derecho a fin de despejar toda incertidumbre al respecto”.
Fue así que el 17 de diciembre de 1961 se llevaron a cabo los comicios para elegir a los miembros de la Convención Reformadora junto con la elección legislativa y de gobernador de la provincia de Santa Fe.
Y estos fueron los resultados de la elección de convencionales: Ganó la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), que obtuvo 36 convencionales. El resto de los lugares (24 bancas) fue para la Unión Cívica Radical del Pueblo, el Partido Demócrata Progresista, el Partido Laborista, el Partido Tres Banderas y el Partido del Trabajo y el Progreso.
De esta manera, el 16 de enero de 1962, la Convención Constituyente inició sus sesiones, que terminaron el 14 de abril de 1962, día en que los propios convencionales y el gobernador Carlos Sylvestre Begnis juraron la nueva Constitución, vigente hasta el día de hoy.
LA CONSTITUCIÓN DEL PASADO Y LA DEL FUTURO
Los últimos tres gobiernos democráticos de la provincia (justicialista y socialista) plantearon la necesidad de reformar la Constitución Provincial e iniciaron en diferentes oportunidades rondas de conversaciones con todos los partidos políticos con representación parlamentaria para poder avanzar en esa dirección, aunque hasta el momento, los esfuerzos fueron en vano.
Son varios los aspectos que se discuten cuando se habla de un cambio en la Carta Magna: la autonomía de las municipalidades, la fijación de mecanismos de democracia semidirecta (iniciativa y consulta popular), aumentar el tiempo de duración de mandatos de los presidentes de comuna (actualmente de dos años), la proporcionalidad en ámbitos legislativos, la fijación de nuevos derechos y garantías, la segunda vuelta en las elecciones gubernamentales.
Pero sin dudas, hay un punto que genera siempre cuestionamientos y que termina empantanando los intentos de avances: la reelección del gobernador.
Muchos sectores políticos propugnan incluir esa posibilidad en la nueva Constitución Provincial, exceptuando al mandatario que esté cumpliendo funciones a la hora de sancionarse la nueva carta magna santafesina.
La pregunta será seguramente: ¿los dirigentes políticos del presente podrán superar la visión pequeña y ampliar los horizontes en la búsqueda de mayor calidad institucional como lo hicieron los constituyentes de 1962?
Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.