El Senado nacional aprobó la paridad de género en listas electorales

El Senado aprobó el proyecto de ley de paridad de género en las listas electorales con 57 votos a favor y 2 en contra, y lo giró a la Cámara de Diputados.

Pocas horas antes de que comenzara la marcha del colectivo «Ni Una Menos» contra la ola de femicidios que afecta al país, la Cámara alta aprobó la iniciativa impulsada por la sanjuanina Marina Riofrío, del PJ-FPV.

Los únicos senadores que votaron en contra fueron los oficialistas Federico Pinedo, presidente provisional de la Cámara alta, y Ernesto Martínez.

 

Cómo serán las listas

El proyecto establece que las listas electorales deben integrarse por hombres y mujeres de forma intercalada y que los partidos políticos también deben otorgar el 50 por ciento de sus lugares a dirigentes mujeres.

También establece que, en el caso del Senado, cuando uno de los dos senadores electos por la mayoría renuncie o abandone su banca por cualquier otro motivo, debe ser reemplazado por un suplente «del mismo sexo» y, si se tratara del senador por la minoría, lo reemplazará «quien lo sucedía como titular» en la lista.

El proyecto de paridad es así más amplio que el que la Cámara de Diputados incorporó a la reforma electoral, lo cual deja abierta la posibilidad de que ese paquete impulsado por el Gobierno sea modificado cuando llegue al Senado.

Durante el debate, Riofrío destacó que los partidos políticos «se nutren del trabajo de las mujeres y cuesta muchísimo visibilizar este trabajo», al tiempo que recordó la ley de cupo femenino que fijó un espacio del 30 por ciento para las mujeres y agregó: «Estoy segura que si no hubiera sido por esa ley, hoy estaríamos mucho más atrás de lo que estamos».

Por su parte, el oficialista Luis Naidenoff consideró que la aprobación del proyecto «es un mensaje a la sociedad, pero más allá de lo electoral, hay enormes deudas pendientes que se deben saldar con un debate serio, no solamente una paridad en el ámbito legislativo sino también en los otros poderes del Estado».

En tanto, la puntana Liliana Negre de Alonso, del Interbloque Federal, destacó y diferenció el proyecto de la paridad de género que trató la Cámara de Diputados y afirmó: «Esto no es una ley dentro de una ley ómnibus de reforma electoral. Acá sacamos una ley especial, porque la mujer argentina se merece una ley por el 50 por ciento y no estar mezclada con el voto electrónico».

El cordobés Ernesto Martínez fue uno de los pocos que expresó críticas al proyecto al recordar que el país tuvo «una Presidenta de la República por ocho años, una actual vicepresidenta y cinco gobernadoras» y, en este sentido, interrogó: «¿Alguien me puede explicar dónde está limitado el acceso de la mujer?».

«Reafirmo que no acompaño iniciativas transversales demagógicas. Me opongo a cualquier cosa que implante cuotas obligatorias», sostuvo Martínez y, en referencia a la marcha, sostuvo que «no» quiere «mujeres adelante y hombres atrás, porque en la calle, codo a codo, somos muchos más que dos».

Luego de la sesión, Pinedo explicó en declaraciones a la prensa las razones de su voto en contra del proyecto y señaló que «hay que dejar espacios a las personas que representan los intereses del pueblo más allá de su sexo» y que «no hay que poner valores absolutos». De todas formas, consideró que «hay que aplaudir a las mujeres por el logro que tuvieron».

 

 

 

 

 

 

(Fuente: ambito.com)

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *