¿Dónde desechar los remedios vencidos?

Un proyecto de ordenanza presentado en el Concejo Municipal de Santa Fe establece estrategias para la disposición final de los medicamentos vencidos, catalogados como “residuos peligrosos”.

El objetivo es evitar un perjuicio al medio ambiente y, eventualmente, a la salud de las personas y animales que entren en contacto con este tipo de deshechos.

Así lo planteó Sergio Basile (FPCS) autor de la iniciativa, junto con su colega de bancada Adriana Molina, a raíz de una nota elevada por el  Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Santa Fe, primera circunscripción.

 

Este dispositivo de gestión establece:

 

– Proveer obligatoriamente a las farmacias un contenedor que el farmacéutico deberá ubicar a la vista del cliente y que se utilizará para colocar pastillas, jarabes y soluciones, blíster correspondientes, cajas de jarabes o soluciones.

– Provisión de bolsas, precintos y materiales dispuestos para la disposición final.

– Crear un sistema de recolección para recoger lo acopiado por cada farmacia.

– Promover una campaña educativa de concientización dando publicidad a este dispositivo de gestión y esclareciendo sobre el manejo de residuos patogénicos y peligrosos. Informando de los perjuicios y beneficios que trae a la salud y medio ambiente la disposición final de los medicamentos vencidos y productos farmacéuticos caducos.

Las farmacias y efectores públicos que actuarán como agentes de acopio y depósito de productos serán determinadas por el Ejecutivo Municipal mediante convenio con el Colegio de Farmacéuticos, las cuales estarán identificadas con un logo o sello con la consigna “Ciudad Saludable”.

Cabe remarcar que la implementación del dispositivo será gratuito para las farmacias.

Para Basile, “el elevado consumo de fármacos por parte de la población, sumado a un deficiente sistema de eliminación de residuos de medicamentos vencidos o en desuso, en los hogares como en instituciones sanitarias, es la causa de que cada vez haya más familias que los eliminan en los desagües o tachos de la basura, contaminando de esta manera el suelo y el agua en que vivimos.”

 

 

 

 

 

(Fuente: Prensa S. Basile)

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *