Con la música a otra parte

El Concejo Municipal aprobó el mensaje n° 13 del ejecutivo municipal que contenía la modificación de la ordenanza 9139. La variante incluye un nuevo capítulo que crea la figura de los Clubes de Música en Vivo dentro de los Espectáculos Públicos.
Según la norma sancionada,  se denomina “Clubes de Música en Vivo” a los establecimientos “cuya actividad principal sea la programación y producción de conciertos y espectáculos musicales en vivo, en cualquiera de sus géneros”.
Vanesa Oddi (FPCyS – PS) sostuvo que “tiene que ver con  enriquecer la diversidad cultural en relación a las manifestaciones artísticas en general. Es cierto que estos espectáculos se desarrollaban en lugares que no estaban acondicionados y la incorporación de esta figura resuelve el vacío normativo que existía hasta ahora”.
Por su parte, Hermes Perezón, representante de SurRock (movimiento que acercó la iniciativa para su concreción), dijo a Legislarweb que “estamos contentos de pelear tanto, de tantas reuniones, idas y vueltas, esta es la base para otros proyectos que tenemos pensados, como circuitos de música en vivo”.
Dentro de estos lugares se podrán vender discos, videos, y otros medios de reproducción audiovisual, libros, revista, ropa y demás artículos relacionados a la actividad cultural que se lleve a cabo en el local. Es requisito fundamental para esto último que se cumpla con los permisos y habilitaciones requeridas por las normas nacionales, provinciales y municipales.
Roberto Campanella (PRO) adujo que “con esta norma sancionamos estamos detrás de los hechos, la norma lamentablemente llega cuando ya existe una realidad instalada, pero lo que aprobamos nosotros es parte de una confluencia de intereses para encontrar un espacio absolutamente necesario”.
Los locales en los que funcione un club de música en vivo podrán obtener la habilitación para funcionar como tales, pero será incompatible con cualquier otra actividad.
Sólo podrá desarrollarse con carácter accesorio la de bar. Sólo se permitirá el acceso de menores con un mayor, en caso de que se expenda alcohol en el lugar. Noelia Chiementín (FPCyS – CC) afirmó que “los menores acompañados por los mayores, en caso de que haya expendio de alcohol, puedan participar de estos espectáculos, creo que hay una cantidad de nuestros jóvenes y padres que esperaron la posibilidad de compartir música con sus hijos”.
La capacidad máxima de estos lugares no superará los 300 espectadores, teniendo en cuenta una proporción de dos personas por metro cuadrado. Ariel Rodríguez (FPCyS – UCR) dijo que “este proyecto está bueno, tenemos una gran cantidad de bandas no sólo de rock, sino de jazz, tango o folclore que exceden las capacidades que el estado y los privados tienen para que los grupos puedan mostrar su música”.
Tomás Norman (PRO) declaró que “armar un recital es un quilombo, lo mismo vender las anticipadas, sé perfectamente de qué se trata, en mi tiempo de músico soñaba con que se pueda tocar en la calle”
Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *