#a30añosdebazterrica: Jueces piden no criminalizar el consumo de drogas

Impulsado por la Asociación Pensamiento Penal (APP), más de 250 jueces, fiscales y defensores del país firmaron un documento que era presentado este lunes en el Congreso de la Nación, y que propone el debate para descriminalizar el consumo de drogas.
Se trata del documento #a30añosdebazterrica, que lleva la firma de 258 jueces, fiscales y defensores reclamando el “debate legislativo y aprobación de una ley que no criminalice a los usuarios de drogas prohibidas”.
Para eso alienta la eliminación de las figuras penales que castigan la tenencia simple y la tenencia para consumo personal así como el cultivo para uso propio, y sugiere que se discutan la regulación de determinadas sustancias –en la línea con la legalización de la compraventa de marihuana en Uruguay– como camino para “quitarlas de las manos de las redes criminales” en combinación con políticas de reducción de daños.
El documento advierte que la persecución penal como principal estrategia no es eficaz en reducir el consumo de drogas ni en desbaratar al crimen organizado sino que, al contrario, puede empeorar la situación de los sectores más vulnerables. La propuesta es impulsada por la Asociación Pensamiento Penal y será presentada hoy en el Salón Azul del Senado.

 

Consumidores presos, narcos libres

Durante los últimos cinco años, Federico Delgado, titular de la Fiscalía Nº6 en Comodoro Py, realizó periódicamente el ejercicio de convertir en informes estadísticos las diferentes causas que pasaban por su despacho tras cada turno policial. Con frecuencia, Delgado hizo públicos estos informes.
Las conclusiones, invariablemente, fueron las mismas. El mayor volumen de trabajo no correspondía a secuestros extorsivos, trata de personas y corrupción política, delitos que competen a la Justicia federal.
En promedio, un 70 por ciento de los expedientes que pasaban por el despacho de Delgado correspondía a violaciones a la ley de drogas, la 23.737.
De ese porcentaje, la inmensa mayoría de expedientes no trataba sobre grandes narcos, sino tenencia para consumo personal, una figura que fue declarada inconstitucional con el fallo Arriola de la Corte Suprema en 2009.

 

Bazterrica

 

Gustavo Bazterrica era el guitarrista de los Abuelos de la Nada y en 1981, en un allanamiento en su casa, la policía incautó unos gramos de droga, por lo que llegó a estar condenado, hasta que la Corte lo absolvió. El fallo Arriola, sentó las bases de un camino novedoso, pero dejó un pequeño resquicio para la libre interpretación. Decía que el castigo a la tenencia para consumo personal era inconstitucional siempre que no afectara “derechos o bienes de terceras personas”. El caso tratado por los supremos transcurría dentro de una casa, o sea, era indiscutible que se trataba de un ámbito privado donde los que consumían allí marihuana no molestaban a nadie. Pero la inmensa mayoría de las aprehensiones que hace la policía son en la calle u otros espacios públicos donde queda la duda sobre cuál es el límite en la afectación a terceros.
Por eso fue tan importante un fallo que firmó la Sala II de la Cámara de Casación la semana pasada, donde volvió a declarar la inconstitucionalidad de la criminalización de la tenencia para el consumo en el caso de un chico que estaba fumando marihuana durante un festejo del día de la primavera en un parque público en Santa Rosa, La Pampa, y fue demorado por la policía. La sentencia dice que para procesar con el argumento de que molesta o afecta a otros, habría que demostrarlo, algo que no sucedió. En el caso en cuestión, para colmo los policías alegaban que actuaban como parte de una “Campaña de prevención del Uso Indebido de Estupefacientes”, aunque no explicaron cuál era la tarea de prevención en llevarse a alguien detenido y abrirle una causa penal.
Los puntos más novedosos y desafiantes de la propuesta que viene de un sector del sistema judicial sugieren estrategias de reducción de daños, como los testeos para que quienes consuman drogas –por ejemplo, sintéticas como en las fiestas electrónicas– conozcan la calidad de lo que ingieren y descarten la presencia de sustancias tóxicas.
APP cita el ejemplo de la regulación del mercado de marihuana en Uruguay ante el fracaso del esquema prohibicionista, como posible camino a debatir. Añade que cuando se requieran sustancias prohibidas para usos medicinales, terapéuticos o paliativos del dolor no deberían existir trabas en el acceso.

 

 

 

 

 

 

 

(Fuentes: Página/12, Infobae)

Compartí esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *